En este post veremos qué es el análisis FODA y por qué y cómo realizarnos uno a nosotros mismos. Recomiendo esta herramienta tan útil en los posts sobre estrés por falta de apoyo y por sensación de inestabilidad. Veamos más en detalle por qué.

Qué es el análisis FODA

Es una herramienta que se utiliza desde los años 1960 en el mundo de los negocios para estudiar la situación de una empresa o proyecto. También se conoce como análisis DAFO o DOFA. Estos acrónimos provienen de “SWOT analysis” en inglés, que significa Strengths (fortalezas), Weaknesses (debilidades), Opportunities (oportunidades) y Threats (amenazas). Y me parece el orden más acertado para llevar a cabo el análisis como veremos en los cuatro pasos de los consta:

  1. Elaboración de la matriz FODA
  2. Análisis interno (fortalezas y debilidades)
  3. Análisis externo (oportunidades y amenazas)
  4. Determinación de la estrategia a emplear

El empleo de esta herramienta puede ser útil para:

  • Explorar nuevas soluciones a problemas
  • Identificar barreras que pueden limitar los objetivos
  • Decidir la dirección u orientación más efectiva
  • Descubrir posibilidades y limitaciones para el cambio
  • Revisar planes para gestionar mejor organizaciones y sistemas
  • Como un medio de lluvia de ideas
  • Como representación gráfica en presentaciones
El análisis #FODA consiste de un #análisis interno y externo para decidir una #estrategia Clic para tuitear

¿Por qué utilizar el análisis FODA para nosotros mismos?

Como hemos visto es una herramienta que puede ayudar a detectar barreras y limitaciones, encontrar nuevas soluciones y decidir el rumbo. Y estos son puntos que nos pueden hacer falta a nivel personal en algún momento. Sea porque nos hemos quedado sin trabajo y nos cuesta encontrar uno nuevo. Sea porque no estamos contentos con el que tenemos pero tampoco se nos ocurre qué otro trabajo podríamos desempeñar. O sea por mejorar nuestra autoestima. Por eso, mencioné este técnica en los posts Lidia con el estrés por falta de apoyo o reconocimiento y Lidia con estrés por sensación de inestabilidad.

Cuando nos sentimos atascados y no vemos solución o no sabemos qué decidir suele ser porque posiblemente no veamos todas las opciones posibles o no creamos disponer de los recursos para enfrentarnos a la situación. En estos momentos recordarnos nuestras fortalezas y reflexionar sobre todas nuestras oportunidades puede ser justo lo que necesitemos. Admitir nuestras debilidades conscientemente puede ser el primer paso para aceptarlas y trabajar en alguna de ellas.

Incluso poner negro sobre blanco las amenazas a las que creemos enfrentarnos podría darnos pistas. Es decir ideas para facetas a mejorar o amenazas que se podrían convertir en oportunidades si cambiamos de enfoque o mejoramos algún conocimiento, habilidad o aspecto de nosotros mismos.

Un análisis #FODA personal nos ayuda a detectar #limitaciones, #soluciones y #oportunidades Clic para tuitear

Cómo llevar a cabo el análisis FODA

1. Elaboración de la matriz FODA

Aunque podrías empezar con el análisis interno y externo, sugiero que primero creas la matriz. Eso es porque nuestra mente no funciona de forma lineal. Mientras reflexiones sobre tus fortalezas, puede que se te ocurra una oportunidad. O cuando pienses sobre tus amenazas se te podrá ocurrir una debilidad. Por eso considero una buena idea completar la matriz poco a poco según vayas pensando sobre los diferentes puntos.

La matriz FODA tiene este aspecto:

matriz FODA

 

2. Análisis interno

análisis interno

pixabay.com

En segundo lugar conviene realizar el análisis interno. Es decir pensar y enumerar todas nuestras fortalezas y debilidades.

Por un lado piensa en conocimientos y habilidades técnicas, es decir cosas que se te den bien y cosas que no se te den tan bien pero que creas necesarias para tu vida o trabajo. Con esto quiero decir que no hace falta enumerar todo lo que no sepas hacer o que se te dé mal para engrosar la lista de debilidades con cosas que no te hagan falta para tu vida. Para qué voy a poner en mi lista de debilidades que no sé de física nuclear si no soy físico nuclear ni aspiro a serlo.

Tampoco olvides enumerar en fortalezas todos los estudios y titulaciones que tengas y cursos que hayas realizado. Si tienes alguna titulación necesaria para tu trabajo pero crees recordar poco de lo estudiado, podría ser un punto para la lista de debilidades.

Por otro lado, reflexiona sobre tus habilidades sociales y habilidades blandas: inteligencia emocional, don de gentes, asertividad, empatía, escucha activa, habilidades comunicativas o de liderazgo, proactividadautoestima etc. ¿Qué fortalezas de carácter y personalidad tienes y qué puntos crees que podrías y deberías mejorar?

Conócete mejor analizando tus #fortalezas y #debilidades personales y técnicas. Análisis #FODA Clic para tuitear

 

3. Análisis externo

análisis externo

pixabay.com

Después de la mirada al interior, el tercer paso es reflexionar sobre nuestro entorno. ¿Qué posibles oportunidades tienes? ¿A nivel laboral puede haber una vacante en tu empresa que te interese? ¿Has visto anunciado un puesto donde podrías emplear conocimientos o habilidades que ahora no pones en práctica? Si te cuesta encontrar trabajo en lo tuyo ¿puede haber oportunidades en otro campo dónde encajen tus conocimientos y habilidades?

¿En tu comunidad o en internet se ofrecen cursos, talleres o seminarios útiles para tu desarrollo personal o profesional?

¿A qué amenazas crees que te enfrentas? Puede ser por ejemplo el hecho de trabajar en un campo muy solicitado y competir contra personas con perfiles muy cualificados. O puede que tengas una profesión con cada vez menos demanda debido a la evolución de la economía. Podría ser que trabajes en una empresa en dificultades y que se enfrenta a reestructuraciones. Tomar consciencia de las posibles amenazas nos permitirá prepararnos para ellos y buscar la forma de enfrentarnos a la situación.

Descubre tus #oportunidades y #amenazas con un #análisis externo. Análisis #FODA personal Clic para tuitear

Pide ayuda con el análisis FODA

Tanto para el análisis interno como externo puede ser de ayuda no sólo limitarte a tus propias ideas. Para realmente conocernos a nosotros mismos y ampliar la perspectiva, puede ser una buena idea pedir su opinión a familiares, buenos amigos, mentores, personas de confianza, compañeros de trabajo e incluso jefes o antiguos jefes. Las personas de distintos ámbitos de tu vida, conocerán diferentes facetas tuyas y te ayudarán a descubrir mejor la imagen que proyectas.

Sobre todo cuando nos encontremos en un momento de bajón o tengamos el autoestima algo tocado, seguramente nos descubrirán fortalezas que no se nos habían ocurrido. Además, con sus conocimientos y experiencias también es posible que nos ayuden a descubrir posibles oportunidades en las que no habíamos reparado.

Para conocerte a través del análisis #FODA pide también su opinión a personas de confianza Clic para tuitear

4. Determina la estrategia a emplear

Una vez tengamos la visión completa podremos detectar qué fortalezas podríamos potenciar y qué debilidades deberíamos trabajar. La lista de amenazas nos puede haber hecho conscientes de a qué nos enfrentamos para poder reflexionar sobre cómo prepararnos para ellas. La lista de oportunidades nos puede haber descubierto nuevas vías a explorar, sea en el plano personal o profesional.

Con ello nos puede ayudar combinar fortalezas y debilidades respectivamente con oportunidades y amenazas, planteando preguntas como las que puedes ver en la matriz.

matriz FODA

Analizadas #fortalezas, #debilidades, #oportunidades y #amenazas decide tu #estrategia personal Clic para tuitear

Conclusión

El análisis FODA es una herramienta muy útil para conocernos mejor a nosotros mismos y analizar nuestra situación y entorno. Poner sobre papel nuestras fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas nos puede descubrir estrategias y objetivos para nuestro desarrollo personal y profesional.

¿Conocías el análisis FODA? ¿Lo habías utilizado alguna vez? ¿Crees que te puede dar más claridad para enfocar tu vida?